15 formas divertidas de aprender las tablas de multiplicar

 

Aprender las tablas de multiplicar puede convertirse en toda una odisea. A veces, la tarea de aprendérselas puede resultar monótona y aburrida. Como siempre comentamos, el aprendizaje es mucho más fácil y divertido si lo hacemos jugando. Por eso hoy os traemos 15 formas de aprender las tablas de multiplicar de una forma súper divertida. Además, al final del post podrás descargar de forma gratuita un cuaderno para ayudar a los más pequeños en este viaje matemático.

15 ideas para aprender las tablas de multiplicar.

1.Coloca pequeños blocs de notas en las puertas de casa con multiplicaciones sin resolver. Cada vez que el niño o niña quiera entrar a una habitación, tendrá que decir la contraseña, es decir, el resultado de la multiplicación.

2.Tira dos dados sobre la mesa y multiplica los números. El primero que responda, gana. En el cuaderno del final del post, encontraréis un tablero para convertir esta tarea en un juego de mesa.

3.Lleva siempre encima una plantilla con las tablas de multiplicar. En los momentos de espera, podemos aprovechar para repasar aquella tabla que tanto le cuesta recordar. En el cuaderno encontraréis unas plantillas personalizables.

4.Busca trucos para recordar las tablas de carrerilla. Por ejemplo: la tabla del nueve ordenada son los números del 0 al 9 de forma descendente y del 9 al 0 de forma ascendente.

5.Usa depresores de colores para hacer un concurso de tablas de multiplicar. Escribe una multiplicación en cada palillo de madera y colócalos todos en un bote. El niño deberá coger uno al azar y responder. Si acierta, podrá dejarlo fuera del bote. Si falla, tendrá que volver a dejarlo en su sitio y seguir hasta acabar con todos los depresores.

6.Practica con el tablero matemático con tapones de rosca. Haz clic sobre la imagen para ver cómo se hace. 

7. Usa tableros de madera y chinchetas para unir las multiplicaciones con su resultado. En el cuaderno descargable encontrarás las plantillas listas para usar.

8. Crea tu Memory de las tablas de multiplicar. En este caso, en vez de buscar las dos cartas iguales, buscaremos la multiplicación y el resultado. Parece divertido, ¿verdad? Encontrarás una plantilla para personalizar el tuyo en el cuaderno descargable.

9. Existen algunos juegos en el mercado con los que podemos aprender las tablas de multiplicar. Como por ejemplo, el “Top of the Tables”, un juego basado en un partido de fútbol en el que solo podrás avanzar si respondes correctamente a las multiplicaciones. https://www.dideco.es/producto/top-tables/

10. En Amazon también hemos encontrado cuadrículas como ésta que nos permite ver la multiplicación y su resultado si giramos el cubito. Es posible ordenarlos o preguntar las operaciones de forma salteada. Es ideal para hacer un repaso diario de las mismas.

11. Para los amantes de las táblets y los Smartphones, existen una gran variedad de aplicaciones que permiten practicar las tablas. Desde Espacio Psicofamiliar destacamos la app “Tablas de Multiplicar-Juego gratis para niños” (Android) que ofrece varias modalidades de juego: a contrarreloj, tiempo infinito, aprendizaje, duelo, incluso un modo de examen. En caso de buscar una versión para IOS (Apple), recomendamos “Quix Tablas de Multiplicar” con un diseño muy atractivo y un funcionamiento a base de puntos que resulta muy efectivo como refuerzo positivo.

12. Propón al niño o niña que responda usando plastilina. Este juego resulta realmente atractivo para los niños. Nuestra experiencia ha sido muy positiva, llegando incluso a multiplicar por 3 el número de operaciones realizadas por sesión. Consiste en ofrecer una multiplicación (u otra operación) al niño de forma oral o visual (escrita en un papel). Para responder, deberá moldear el resultado en plastilina. Si juega más de una persona a la vez, puede proponerse hacer carreras o colaborar entre todos para hacerlo más divertido.

13. Fichas clásicas. Con esto no nos referimos a las fichas interminables llenas de operaciones a resolver. Si buscáis en Google, encontraréis algunas fichas en las que se debe resolver una multiplicación para saber de qué color pintar la franja de un dibujo o qué pieza de puzzle colocar.

14. Inventa canciones para memorizar las tablas. Si añadimos un ritmo a la retahíla de números, será mucho más fácil de recordar.

15. Permite que haga sus primeras multiplicaciones mirando una guía. De esta manera las aprenderá por repetición con la motivación de realizar un tipo nuevo de operación, distinto al de la suma y la resta.

Recordemos que los niños necesitan su tiempo para afianzar los conocimientos. Es muy probable que al principio les cueste recordar las tablas o que las olviden con facilidad. Es importante ofrecerles este aprendizaje como un juego o reto a superar. Un buen refuerzo positivo será indispensable para llevar a cabo esta tarea: debemos animarles, mostrarles lo orgullosos que estamos de ellos y hacerles ver que tenemos en cuenta su esfuerzo.

Esperamos tus ideas, dudas y sugerencias en el apartado de comentarios y nos vemos en las redes sociales: Facebook (@espaciopsicofamiliar), Instagram (@espaciopsicofamiliar) y Twitter (@espaciopsicofamiliar).

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>