Cómo comunicamos la separación

 

Comunicar la separación a un hijo nunca es tarea fácil.

La separación o el divorcio es un cambio en la estructura familiar que tiene repercusiones y consecuencias emocionales directas sobre los hijos.  Es importante entender que la separación de la pareja no tiene que significar la separación como padres, y evitar meter a los niños dentro del conflicto.

¿Cómo se lo comunicamos?

Lo más importante  en estos casos, es que ninguno de los dos progenitores hable mal al niño de la otra parte. Debemos ser claros con ellos y decírselo para que no se enteren por otras personas, intentando siempre disminuir el impacto que va suponer al niño.

  • Explicar la situación de la forma más natural posible según su edad. Por ejemplo: hasta los 6 años deberíamos dar explicaciones cortas, no nos perdamos explicándoles una larga historia: “Mamá y papá van a vivir en dos casas distintas”. De este punto ya irán partiendo muchas preguntas que los pequeños harán a sus padres y será el propio niño quien marque el ritmo sobre que explicaciones está preparado para recibir.
  • Escoger el momento. Debemos buscar un clima ideal, en el que los progenitores estén seguros y calmados. Os recomendamos que le deis la notica de forma conjunta para que vean que es una decisión tomada en pareja y que os mantenéis el respeto, explicar las cosas tal como son y no creemos al niños falsas esperanzas.
  • No demos respuestas mencionado problemas que no les incumben. Por ejemplo: “Papá ya tiene otra novia”, “Mamá ya no quiere nada a papá”, etc. Los problemas que afectan a la pareja no debemos transmitírselos.
  • Asegurar su vínculo. Tenemos que transmitir que, a pesar de la nueva situación, vamos a seguir queriéndole mucho y estaremos siempre presentes en su vida. En el caso que no haya una custodia compartida, deberíamos dejar claro que podrán verlo siempre que así lo desee el pequeño/a.

Mantener una buena comunicación ante todo, el hijo es de los dos y sois ambos quien debéis estar al corriente de todo lo que tenga que ver con él. Los hijos no son objetos que nos pasamos de uno a otro, no los utilicemos nunca para hacer daño. Tenemos que pensar siempre antes de actuar cómo van a afectarle nuestras decisiones, nuestras palabras y nuestros actos.

Está claro que la separación se lleva y percibe de una forma muy distinta según la edad de los niños, si necesitáis alguna recomendación u orientación en concreto, no dudéis en poneros en contacto con nosotras, estaremos encantadas de ofreceros nuestra ayuda.

En el apartado de comentarios esperamos vuestras ideas, dudas y sugerencias. Nos vemos en Facebook (@espacio psicofamiliar) y en Instagram (@espaciopsicofamiliar).

Compartir esta publicacion

1 Comentario

  1. llevo poco separada y creo que muchos padres se dejan llevar por el rencor y hacen sufrir a los hijos. gracias por los consejos

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  • Responsable Anais Fort
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://espaciopsicofamiliar.es/aviso-legal/.