El sistema de puntos

 

 

 

Primero de todo debemos saber para qué podemos utilizar un sistema de puntos en casa. Este sistema no tan solo sirve para disminuir malas conductas, también sirve para potenciar conductas positivas o para establecer rutinas en el hogar.

¿Cómo iniciar el sistema de puntos?

En primer lugar debemos acordar con los hijos lo que queremos que hagan, así realizaremos una lista de conductas deseables y cuándo deben producirse, eso sí debemos ser realistas y razonables con las conductas que queremos que se den.  Haremos lo mismo con las conductas inapropiadas, realizaremos una lista y explicaremos cómo queremos que disminuyan.

Por otro lado, realizaremos otra lista poniendo las cosas que les gusten a los niños/as y las que serán la recompensa, en este punto también debemos ser realistas, habrá cosas que podremos ofrecer como recompensa diaria y habrá cosas que serán a largo plazo.

Deben quedar muy claras y detalladas las recompensas que tendrán según el registro semanal o diario.  Habrá conductas más valoradas que otras, por lo tanto habrá conductas que reciban más puntos que otras. Esto debe quedar bien claro tanto para los padres como para los hijos.

Para las conductas indeseadas haremos lo mismo, acordaremos cuantos puntos quitamos cada vez que se de esa conducta, es importante que los puntos que quitamos sean menores a los otorgados por buena conducta. Quitaremos más puntos en conductas muy inaceptables y menos puntos en comportamientos negativos que no tienen graves consecuencias. A las conductas indeseables que se dan con mucha frecuencia  les quitaremos pocos puntos para que no pierda más puntos de los que gane.

¿Cómo otorgar puntos y recompensas?

Asignaremos puntos a aquellas actividades o juegos que sabemos que les gustan a los hijos y que puedan intercambiarlos de forma diaria. Por ejemplo, si un día de buena conducta son 8 puntos, podrá intercambiarlo por jugar a algo que le guste y que eso cueste 8 puntos. Es importante este paso ya que debemos tener en cuenta que si la recompensa vale más de los puntos que tiene perderá el interés.

Una vez el niño o niña quiere hacer el intercambio de puntos, será en ese momento cuando se hable de lo sucedido durante el día, tanto buena como mala conducta, siempre en ese momento.

Los puntos pueden ser acumulados, eso lo decidirá el niño o niña, así serán ellos quien digan o decidan cuando los intercambia.

¿Hasta cuándo utilizaremos el sistema de puntos?

Una vez el comportamiento haya mejorado, espaciaremos las oportunidades para ganar puntos, por ejemplo de forma semanal o mensual. También es importante ir disminuyendo de forma progresiva y gradual el valor de ciertos comportamientos. Por ejemplo algo que antes valía 3 puntos  pasado el tiempo, siempre que el niño ya lo haya adquirido, puede pasar a valer 1 punto.

Se trata de otorgar más puntos a aquellas conductas que más le cuestan, cuando ya son adquiridas y no le cuesta hacerlas entonces se disminuye el valor.

Si esto se va realizando de forma correcta y de forma progresiva, llegará un punto que podremos dejar de utilizar este sistema.

Os recordamos la importancia de cuando se den puntos, se retiren puntos o se hagan intercambios es necesario acompañarlo con palabras y explicando el motivo de forma respetuosa.

 

Esperamos tus ideas, dudas y sugerencias en el apartado de comentarios y nos vemos en las redes sociales: Facebook (@espaciopsicofamiliar), Instagram (@espaciopsicofamiliar) y Twitter (@EspacioPsico1).

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  • Responsable Anais Fort
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://espaciopsicofamiliar.es/aviso-legal/.