Estoy triste, ¿Tengo depresión?

 

La tristeza es una emoción inherente en la vida emocional del ser humano. La experimentamos con frecuencia, identificamos sus expresión y efectos, y sabemos cómo convivir cotidianamente con ella; pero en ocasiones el sentimiento es tan fuerte, intenso o la vivimos con tanto exceso que nos invade la emoción y no sabemos cómo reaccionar ante ella. Son en estas ocasiones donde experimentamos un estado casi permanente de tristeza en el que empezamos a plantearnos si no estaremos deprimidos…? Y la primera respuesta rápida ante tal situación siempre debería ser NO. No significa un NO definitivo ni categórico, pero la depresión, como trastorno, es un estado mental más complejo que requiere de más experiencia para determinarlo, y no solo por estar viviendo un episodio fuerte de tristeza es suficiente para diagnosticarlo. Vamos a exponer en que se define el Trastorno de Depresión.

En el trastorno de depresión no solo se experimenta un estado de tristeza, sino que también se vive una disminución de la vitalidad que limita el nivel de actividad y produce cansancio exagerado, una fuerte apatía (falta de emoción, motivación, o entusiasmo), frecuentes pensamientos negativos como el pesimismo, alteraciones del sueño (problemas para dormir o exceso de sueño), problemas en la concentración o en la memoria, y disminución del apetito y de la libido. Hay una perdida general de interés y de la capacidad de disfrutar, que impide divertirse de cualquier actividad que normalmente nos gustaban. Son frecuentes los sentimientos de culpa, incapacidad, o de falta de confianza que destruyen la autoestima, pudiendo aparecer ideas de muerte y suicidio.

Para considerar el trastorno de depresión habría que experimentar la mayoría de estos síntomas durante la mayoría del tiempo y con gran malestar, es decir, de manera más permanente en el tiempo con una intensidad importante. Este estado general de malestar seria la clave que diferencia un estado depresivo más transitorio, de la depresión, que al estar presente en todo momento termina por afectar en todas las áreas de la vida, en el trabajo, la familia y el ocio.

Si se sospecha de estar padeciendo una depresión debería acudir a un profesional para realizar un correcto diagnóstico y descartar otros problemas y dificultades. Solo un profesional de la salud puede realizar un correcto diagnóstico de la depresión, debiendo efectuar una entrevista diagnóstica, descartar otra enfermedad orgánica o psiquiátrica con la que se pudiera confundir o causar tales síntomas, y realizar pruebas psicodiagnósticas que confirmaran el trastorno, como los test psicométricos.

 

Esperamos tus ideas, dudas y sugerencias en el apartado de comentarios y nos vemos en las redes sociales: Facebook (@espaciopsicofamiliar), Instagram (@espaciopsicofamiliar) y Twitter (@EspacioPsico1).

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  • Responsable Anais Fort
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://espaciopsicofamiliar.es/aviso-legal/.