¿Jardín de infancia o guardería para la socialización?

¿Jardín de infancia o guardería para la socialización?

Hoy en día hay un conocimiento muy arraigado acerca de la guardería como elemento socializador y así solemos oír: “llevaré a mi hij@ a la guardería porque así aprenderá a socializarse”, pero ¿es verdad o es un mito?

El jardín de infancia o guardería es un lugar dónde dejar a los pequeños cuando se termina la baja de maternidad y no tenemos a ningún familiar cercano que pueda atenderlos. En la guardería estimulan también el desarrollo físico, cognitivo y emocional de los pequeños, por lo que es un lugar adecuado para nuestros hijos.

Es la familia un agente socializador

Los niños empiezan a “entender” que son personas y que tienen un cuerpo que  puede interactuar con su entrono acerca de los 18 meses. A partir de esta edad empiezan una serie de aprendizajes que les lleva a conocerse a ellos mismos y esta información la reciben a través de los progenitores, que les sirven como modelo y le devuelven a los pequeños la imagen de unidad que necesita para su desarrollo individual. Por lo tanto, el primer agente socializador para un niño o niña es la familia.

La familia es el centro del desarrollo social del los niños, los niños socializan a medida que van creciendo. Es responsabilidad de los padres fomentar habilidades para promover la socialización.

La guardería para socializar ¿verdad o mito?

Entorno a los primeros años el niño se encuentra en una etapa “egocéntrica” ya que para ellos el mundo gira a su alrededor. Esto no quiere decir que no quiera estar con adultos o con sus iguales. Sí quiere jugar con ellos, pero no entiende que existen las  diferencias individuales, que no todas las personas pensamos igual que el pequeño.

Si tenemos en cuenta estos factores, la respuesta es que la guardería NO ES INDISPENSABLE PARA LA SOCIALIZACIÓN.  Si vamos a llevar a un niño a la guardería con la finalidad de socialización, pensemos que no podemos pretender que el niño conozca a otros niños y entienda que tienen sentimientos o diferentes gustos cuando aun no se conoce a sí mismo. No es  hasta a partir de los tres años que los niños empiezan jugar con otro, entendiendo al otro como un TU que es diferente de él y que piensa de forma distinta,  esto lo irá entendiendo con el tiempo.

¿Cuál es la mejor opción?

La guardería debe ser una opción cuando el bebe o niño no puede estar  en un entrono familiar, o sea, que ni sus progenitores o abuelos puedan ocuparse de él o ella. El ambiente familiar y las figuras de apego son las que le darán la estimulación necesaria para el desarrollo (poco  apoco) a nivel social,  siendo los adultos el modelo tanto a imitar como de los que recibirá la información necesaria para conocerse a sí mismo.

Cuando no podemos permanecer en casa debido a circunstancias personales, familiares o profesionales, la guardería no es ni mucho menos una mala opción. Os recomendamos antes de apuntar a los pequeños a la guardería informarnos bien sobre qué programa psicopedagógico sigue la guardería, como trabajan, la cualificación profesional del personal, medidas higiénicas, etc.

En el apartado de comentarios esperamos vuestras ideas, dudas y sugerencias. Nos vemos en Facebook (@espacio psicofamiliar) y en Instagram (@espaciopsicofamiliar).

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>