¿Jugamos al Jenga?

 

¿Jugamos al Jenga? Es una de las preguntas más frecuentes que nos hacen los niños en nuestro despacho de neuropsicología. Y es que se trata de un juego súper completo que entretiene a grandes y pequeños. ¿Quieres saber cuáles son los beneficios? Sigue leyendo.

¿Qué es el Jenga y cómo se juega?

El Jenga es un juego formado por varios bloques de madera de forma rectangular. Son todos del mismo tamaño por lo que resulta muy fácil crear una torre para iniciar el juego. Las piezas deben colocarse de 3 en 3 y de forma alterna entre horizontal y vertical.
Una vez están dispuestas todas las piezas, por turnos, tenemos que sacar un bloque de madera. Deberán separarse las piezas de forma individual buscando la mejor manera de que no caiga la torre y colocarlas de nuevo en la parte superior de la construcción. Si lo conseguimos, pasará el turno al siguiente jugador, que deberá realizar las mismas acciones.

¿Por qué les gusta tanto?

Se trata de un juego muy físico, en el que pasan muy desapercibidas sus aplicaciones educativas, pero a la vez, provoca que se enlacen diferentes conceptos aprendidos de forma implícita o explícita. De esta manera, las redes neuronales se densifican, favoreciendo una mayor asimilación y recuerdo de la información aprendida.

Además, a nivel psicológico es muy útil para acompañar en momentos de ansiedad (el control postural y de la impulsividad favorece la vuelta a la calma), frustración (cuando cae la torre los niños pueden frustrarse con facilidad, por lo que se trata de un buen momento para reconocer, control y gestionar este tipo de emociones) y preocupación (ofrece un método de escape para hablar sobre temas que preocupan de una forma desenfadada y distendida) y además funciona genial como reforzador positivo (“Si acabas los deberes a tiempo, podremos echar una partida al Jenga”). Por último, si jugamos en grupo, resulta una forma muy divertida de entrenar las diferentes habilidades sociales (comunicación, cooperación, etc.).

A nivel psicomotriz fomenta el control postural y del movimiento, la coordinación óculo-manual, la motricidad fina i en control de la impulsividad. Esto puede suponer un gran reto a los niños y generar un gran placer al conseguir, turno tras turno, su objetivo de una forma satisfactoria.

Implicaciones neuropsicológicas del Jenga.

Al contrario de lo que pueda parecer, en el juego del Jenga se deben tener en cuenta diferentes aspectos para poder ganar la partida:

• Funciones ejecutivas: debemos planificar muy bien el siguiente movimiento y sus implicaciones.
• Flexibilidad cognitiva: es importante tener en cuenta diferentes opciones ya que el otro jugador puede retirar la pieza que nosotros habíamos pensado u otra que comprometa su movilidad.
• Atención: es esencial para realizar buenas jugadas ya que no basta con atender durante tu torno. Si no estamos atentos a todas las jugadas, se nos escaparán piezas y no detectaremos huecos “peligrosos”.
• Estructuras cerebrales: a medida que el niño juega al Jenga, establece conexiones neuronales que hacen que se especialice en ese juego. Es decir, su rendimiento irá mejorando a medida que practica, por lo que se genera un aprendizaje significativo.
• Aprendizajes básicos: el Jenga es esencial para trabajar los conceptos de física como son el equilibrio, el punto central, la simetría, la base, etc. Se trata de una herramienta muy divertida para aprender esta área.

Otras formas de jugar con las piezas del Jenga.

Al tratarse de un juego formado por diferentes bloques de madera pueden realizarse otro tipo de juegos a parte del establecido en las instrucciones.

Por ejemplo, podemos formar construcciones con lo bloques de forma que pongamos en marcha la creatividad y la imaginación de los pequeños. Si a continuación les pedimos que nos expliquen una historia, fomentamos la expresión oral y si le pedimos que la escriba, la expresión escrita.
En el área de las matemáticas, podemos usarlo para aprender las diferentes formas. Recordemos que las piezas son rectangulares, pero podemos crear otras juntando los diferentes bloques. También es útil para aprender a calcular de forma rápida y visual, ya sea añadiendo o quitando piezas.

¿Conoces otras formas de jugar al Jenga? ¿Te gustaría explicarnos tu experiencia con este juego? Puedes dejarnos tu comentario en la parte inferior de este post y en nuestras redes sociales: Facebook (@espaciopsicofamiliar), Instagram(@espaciopsicofamiliar) y Twitter (@espaciopsicofamiliar).

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  • Responsable Anais Fort
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://espaciopsicofamiliar.es/aviso-legal/.