Numeración sensorial

 

numeración sensorial

Hoy os presentamos un juego muy fácil de crear, personalizable y que ayudará a los más pequeños a relacionar la grafía del número con la cantidad de representa. Además, estimulará los sentidos, favoreciendo la integración sensorial.

¿Qué materiales necesitamos?

Aquí os indicamos todos los materiales que hemos hecho servir para crear esto palito númerico-sensoriales. No obstante, vosotros podéis escoger aquellos que tengáis por casa o que más llamen la atención del pequeño. Lo importante es que en cada palo se ofrezca un material diferente. De esta forma favorecemos la curiosidad, la atención y la estimulación de los sentidos.

Para los palitos de la foto necesitaremos:

  • 11 palitos de madera.
  • Un rotulador permanente.
  • Una pinza mediana.
  • Dos ojos saltarines.
  • Tres botones de diferentes colores.
  • Cuatro cascabeles.
  • Cinco bolitas de fieltro.
  • Seis granitos de arroz.
  • Siete bolitas de papel de aluminio.
  • Ocho trocitos de cañitas para beber.
  • Nueve segmentos de cuerda.
  • Silicona caliente u otro pegamento de vuestra elección.
  • Colonia o esencia.

Cómo crear cada palito númerico-sensorial.

A continuación os indicamos como hacer cada uno de estos fantásticos palitos.

PALITO 0

En este caso, escogeremos uno de los palitos y le dibujaremos el número 0. No incluiremos estímulos táctiles porque el cero representa la ausencia de cantidad. No obstante, podemos añadirle un poco de colonia o esencia  para estimular a nivel olfativo. Como los palitos son de madera, pronto se impregnarán del olor. Para una máxima estimulación olfativa, también podríamos usar aromas desagradables. No obstante, hemos desechado esta idea ya que queremos que la experiencia sea placentera.  Recomendamos no usar mucha cantidad para evitar que se destiña el color del palito y para que no resulte un olor demasiado fuerte.

PALITO 1

Escribimos el número uno con el rotulador permanente y pegamos la pinza con un poco de silicona caliente.

PALITO 2

Marcamos el número dos con el rotulador permanente y adherimos los dos ojos saltarines con un poquito de silicona caliente.

PALITO 3

Realizamos el mismo proceso que en los palitos anteriores  enganchando, esta vez, los botones de colores.

PALITO 4

Seguimos el mismo procedimiento, pegando los cuatro cascabeles.

PALITO 5

Escribimos el número cinco con rotulador y adherimos las bolitas de fieltro con silicona.

PALITO 6

Marcamos el número seis con un rotulador permanente y colocamos 6 puntitos de pegamento en el palo. A continuación añadimos un granito de arroz por cada zona de pegamento.

PALITO 7

Escribimos el número siete y hacemos siete bolitas con un trozo de papel de aluminio. A continuación las adherimos al palito de madera. En este paso debemos tener cuidado si usamos silicona caliente. Es importante colocar el pegamento en el palo y no en la bolita ya que, al ser conductora, podemos quemarnos con facilidad.

PALITO 8

Después de escribir el número ocho con el rotulador, escogeremos varias cañitas de colores y cortaremos ocho pedacitos de tamaño similar. Seguidamente los engancharemos siguiendo el mismo procedimiento que en el caso de las bolitas de papel de aluminio.

PALITO 9

Como en todos los casos anteriores, escribiremos el número correspondiente. Entonces cortaremos nueve segmentos de cuerda (u otro tipo de hilo grueso) y los engancharemos. En este paso, primero colocaremos el pegamento y luego añadiremos el material, apretando por las puntas para evitar tocar adhesivo.

PALITO 10

Primero, como siempre escribiremos el número con el rotulador. A continuación colocaremos 10 puntos de silicona caliente a lo largo del palito. Entonces, cogeremos un puñadito de purpurina y los taparemos antes de que el pegamento se hay solidificado. Si vemos que se solidifica con demasiada rapidez, podemos hacer los puntitos de pegamento de dos en dos e ir avanzando. Por último, retiraremos el exceso de purpurina dándole unos golpecitos.

¿Cómo se juega?

Para jugar con estos palitos, el niño deberá observar el número que se indica a la izquierda. Acto seguido, pasará el dedo por encima de los estímulos e irá determinando la cantidad que supone. Como se ve en la imagen, el contenido sensorial varía según el aplito, por lo que estimulará sus sentidos a la vez que juega y aprende.

Las variantes de juego son infinitas y pueden adaptarse a las necesidades de cada niño. Os mostramos unos ejemplos a partir del objetivo principal de este juego:

  • Pedir que reproduzca el número y la cantidad en un papel.
  • Contar los estímulos con los ojos cerrados y adivinar el número.
  • Ver todos los estímulos, cerrar los ojos y ofrecerle uno. Tendrá que determinar el material que está sintiendo.
  • Podemos hacer sumas con los palitos y aprovechar los estímulos sensoriales para explicar la mecánica de la suma.

¿Qué tipo de estimulación sensorial ofrecen?

Estos palitos ofrecen estimulación para los cinco sentidos. Os explicamos el porqué del uso de cada material:

  • Si usamos los palitos de colores diferentes ofrecemos estimulación a nivel visual. También favorece la discriminación de tonalidades y colores. Incluso se puede distinguir entre colores fríos (azul) y cálidos (amarillo y naranja).
  • La colonia o esencia del primer palito ofrecerá una grata estimulación del olfato.
  • La pinza forma parte de la estimulación táctil, sobre todo en base a la prensión. Abrir y cerrar la pinza hace que presionemos sobre ella sintiendo la resistencia que ofrece su muelle.
  • Los ojos saltarines proporciona estimulación táctil al acariciar su superficie plástica pero también visual al observar el movimiento de la parte negra de los ojos. En este caso, se estimula el movimiento ocular, tan importante en la lectura.
  • Los botones ofrecen estimulación táctil y visual, por la diferenciación de colores.
  • Los cascabeles, además de brillar con la luz y estimular a nivel visual, si los movemos, podremos estimular el oído mientras creamos pequeñas melodías.
  • Los pompones de fieltro estimulan a nivel táctil debido a su tacto suave y a nivel visual por tratarse de un color vistoso.
  • El arroz permite diferenciar los tamaños mediante el tacto. El resto de materiales es más grande que el granito, por lo que resultará interesante a nivel educativo.
  • Las bolitas de papel de aluminio, además de ser rugosas y estimular el tacto, brillan si se les aplica luz directa. Esto llamará su atención a nivel visual.
  • Los trocitos de cañitas de colores, ofrecen estimulación táctil, visual (por los diferentes colores) y auditiva. Si soplamos a través de sus orificios podremos escuchar un suave silbido.
  • La cuerda proporciona estimulación táctil debido a su tacto áspero. Puede variar según el tipo de cuerda (si está encerada o no) o el tipo de hilo grueso utilizado.
  • La purpurina estimula a nivel táctil ya que sus granitos permiten que los diferenciemos al pasar el dedo por encima. Además, si les enfocamos luz directa, brillará para estimular nuestro sistema visual.

Esperamos que estos palitos os gusten tanto como a nosotras. Puedes mostrarnos tus creaciones etiquetándonos en nuestras redes sociales: Facebook (@espaciopsicofamiliar), Instagram (@espaciopsicofamiliar) y Twitter (EspacioPsico1). Y no olvides que, como siempre, esperamos tus ideas, dudas y sugerencias en el apartado de comentarios.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  • Responsable Anais Fort
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://espaciopsicofamiliar.es/aviso-legal/.