¿Por qué muerden los niños y niñas?

 

Alrededor de los 2 años son muchos los niños que empiezan a morder y son muchos los padres que se preocupan y no saben como lidiar con esto, puesto que se sienten desbordado con esta actitud y , en según que situaciones, se sienten juzgados por otro adultos en cuanto a la ecuación de su hijo o hija.

¿Por qué pasa esto?

Bien, los niños pequeños aun no tienen el vocabulario o lenguaje suficiente como para expresar emociones o bien saber gestionarlas, es aquí, cuando les invade una emoción que no sabe cómo expresar y muerden, así que finalmente lo utiliza como medio de expresión. El niño/a muerde como un método de expresión ya que no sabe expresar de otra forma. Esto pasa porque el cerebro del niño aun no tiene la capacidad de anticipar, de empatizar, de control emocional, etc.

¿Es normal?

Totalmente normal que un niño pequeño muerda, no tiene que ser para expresar rabia específicamente, sino que hay una excitación intensa, puede ser provocada por rabia, alegría… El peque no es capaz aun de ponerse en el lugar de la otra persona como para saber que el mordisco puede provocar dolor o bien una consecuencia, simplemente muerde para expresar su emoción sin pensar más allá ni en el otro  ni en la conducta agresiva que mantiene.

¿Qué podemos hacer?

En primer lugar, saber prevenir o anticiparnos a las situaciones que sepamos que pueden ser susceptibles para que el peque muerda y estar atentos para poder dar una respuesta antes del mordisco.

Cuando un peque muerde lo primero que debemos hacer es aceptar o validar la emoción sentida, por ejemplo, si está enfadado, decir la emoción, “ya veo que estás enfadado” y acompañarlo de otra forma de expresar esa emoción. Mantener un tono calmado y hablar con respeto será clave en estas situaciones, igual de importante será tomarnos un tiempo para explicar y hablar sobre la situación, no debemos aislarlo y no hacerle caso, puesto que algo le pasa y lo ultimo que necesita es que lo apartemos.

Nuca debemos hacer lo mismo para hacer entender que el mordisco no les gusta a los demás, siempre lo diremos con palabras e intentaremos que el peque repare el “daño” por ejemplo pidiendo perdón, dando un abrazo, etc.

Para más información pueden contactar con nosotras en el Centro Fisio Clínic de Reus (Camí de Riudoms, 51) o llamando al 637255471.

Esperamos tus ideas, dudas y sugerencias en el apartado de comentarios y nos vemos en las redes sociales:  Facebook (@espaciopsicofamiliar) e Instagram (@espaciopsicofamiliar).

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Anais Fort .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios https://www.one.com/es/info/politica-de-privacidad.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.