Control de esfínteres y TEA

El control de esfínteres puede (o no) costar más tiempo de asumir en niños con TEA. Antes de empezar siempre os recomendamos acudir al pediatra para descartar cualquier problema médico que esté dificultando o imposibilitando el control de esfínteres.

A continuación encontraréis una serie de recomendaciones para ayudar a los pequeños con el control de esfínteres. Evidentemente no hay ninguna varita mágica o solución que se pueda generalizar para estos casos, pero os damos algunas recomendaciones que puedan ayudaros ya que es posible que requieran de algunas estrategias ajustadas a sus necesidades.

Antes de poner en práctica cualquiera de las recomendaciones, os pedimos que si ponéis alguna en práctica, sea porque disponéis del tiempo para hacerlo a diario o sabéis que, aunque el niño este con otro adulto, también lo seguirá.

RECOMENDACIONES: CONTROL DE ESFÍNTERES Y TEA.

Refuerzo positivo: este puede ayudar en el control de esfínteres, ya sea con elogios a nivel verbal, gestos, pegatinas, material, juegos etc. Debemos tener claro cuál es el comportamiento que vamos a recompensar, por ejemplo: que haga pipi en el baño, que nos señale el baño… Podemos intuir qué recompensa es la que más le gusta al pequeño, ya que es mejor si es a su gusto. Una vez adquirido el hábito iremos retirando la recompensa.

Apoyo visual: podemos utilizar un apoyo visual con algunas imágenes de todo el proceso de ir al baño y hacerlo formar parte de su rutina estableciendo horarios. Se puede usar también el apoyo visual como intercambio de PECS (El Sistema de Comunicación por Intercambio de Imágenes).

Al final del “post” encontréis unos pictogramas realizados por nosotras mismas, no es que sepamos dibujar como profesionales pero está hecho con todo el cariño del mundo,  para que podáis descargarlos de forma gratuita. En los enlaces están las imágenes tanto en color como en blanco y negro para que lo pintéis a vuestro gusto si os apetece.

Control de esfínteres y TEAControl de esfínteres y TEA

Patrones de comportamiento: puede que los niños mantengan siempre una señal cuando requieren ir al baño, por ejemplo puede que se agite más, se esconda para hacer sus necesidades, etc. En este caso debemos fijarnos si mantiene un patrón cada vez que necesita hacer pipí o caca, y llevarlo al baño cuando veamos esas señales. Si cuando lo llevamos al baño, no hace sus necesidades dejaremos que se marche volviendo a estar alerta de las señales para volverlo a llevar en el momento que lo detectemos.

Rutinas: podemos apoyarnos de las rutinas para adquirir estos hábitos, para ello llevaremos al pequeño al baño después de cada comida pero ¡no nos desesperemos! si al llevarlo al baño no hace sus necesidades no pasa nada,  no lo mantengamos sentado durante periodos interminables, con unos minutos bastará, eso y mucha paciencia.

Descarga gratis los pictos:

Plantillas PEC ByN_EspacioPsicofamiliar PlantillasPEC Color_EspacioPsicofamiliar

PlantillasPEC Color_EspacioPsicofamiliar

Esperemos que os sirva esta entrada y os recordamos que NO dejéis largos periodos a los niños sin hacer pipí o caca en el baño, no es cuestión de aburrirlo. Esperamos vuestras ideas, dudas y sugerencias en el apartado de comentarios. Nos vemos en Facebook (@espacio psicofamiliar) y en Instagram (@espaciopsicofamiliar).

Share this Post

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  • Responsable Anais Fort
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://espaciopsicofamiliar.es/aviso-legal/.