Mi hijo solo juega a la consola

 

Hoy en día las nuevas tecnologías, Internet y sobre todo las consolas forman parte de la vida de los más jóvenes de la casa. Estos aparatos pueden tener muchos beneficios a nivel cognitivo: existen muchas aplicaciones educativas y muchos juegos que ponen a prueba nuestras habilidades. Es problema surge cuando el uso de este tipo de apartaos ocupa la mayor parte del día de los jóvenes e interfiere en su desarrollo socio-familiar, escolar, en su salud visual, postural, etc.  

¿Mi hijo es adicto a las consolas? 

Actualmente existen muy pocos casos documentados de hospitalización por adicción a las consolas en niños y adolescentes. No obstante, en los manuales de salud mental ya se está empezando a considerar el diagnostico de este tipo de adicciones.  

Para detectar si vuestro hijo o hija está entrando en un espiral de juego patológico, podéis fijaros en los siguientes aspectos:  

  • Pasa la mayor parte del día jugando a las consolas, ordenador, táblets, etc.  
  • No disfruta de otro tipo de actividades. 
  • Se pone nervioso y/o de mal humor cuando no puede jugar.  
  • Se enfada cuando interrumpes su partida.  
  • Ya no queda con sus amigos para realizar otro tipo de actividades.  
  • Sus notas escolares han bajado drásticamente porque no decida tiempo a hacer deberes  ni a estudiar.  

Evidentemente, cada uno de estos aspectos debe verse de forma exagerada en el niño o adolescente. No por detectar uno de los puntos anteriores de forma aislada, significa que estemos ante un problema de adicción.  

¿Qué podemos hacer? 

Lo más efectivo siempre es la prevención. Delimitar en los más pequeños el juego a las consolas u ordenadores es esencial para que no pierdan de vista las otras actividades que puede o debe realizar. Con esto no queremos decir que este tipo de tecnología desaparezca de sus vidas. Simplemente, controlar y graduar el tiempo que está disponible para su uso.  

Vigilad el uso que hace de los videojuegos y de las nuevas tecnologías. Detectar comportamientos abusivos será mucho más sencillo si prestamos atención a estos aspectos y creamos un clima de confianza al respecto.  

En el caso de que detectéis que ya se ha establecido un cierto comportamiento abusivo de los videojuegos, es importante hablar sobre el tema y buscar actividades alternativas que le motiven. En los casos más graves podéis buscar ayuda de un especialista que os asesore en vuestro caso específico.  

¿Es mejor retirar las consolas y ordenadores totalmente? 

No consideramos que esa sea una solución. Pensad que existen muchas aplicaciones educativas que estimulan las diferentes habilidades cognitivas (atención, memoria, funciones ejecutivas, etc.). Además, plataformas de vídeos y de documentación ofrecen muchísima información a los más jóvenes sobre cómo hacer las cosas, descubrir más sobre sus temas de interés, escuchar música…  y suelen ser uno de los grandes pilares del entretenimiento.  

Hacer un uso responsable de ellos será posible gracias a la educación previa recibida. Si les educamos en la moderación y en el pensamiento crítico, serán capaces de hacer un uso sano y coherente de todos estos recursos que, lejos de ser siempre una insana distracción, pueden ser de gran ayuda en muchos aspectos (académico, ocio, creatividad, etc.).  

Esperamos tus ideas, dudas y sugerencias en el apartado de comentarios y nos vemos en las redes sociales: Facebook (@espaciopsicofamiliar), Instagram (@espaciopsicofamiliar) y Twitter (@EspacioPsico1).

Share this Post

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  • Responsable Anais Fort
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://espaciopsicofamiliar.es/aviso-legal/.