Muchos juguetes y poco juego

 

juguetes

Son muchos los padres que nos comentan que sus hijos se cansan muy rápido del juego o de un juguete y siguen pidiendo más. ¿Qué está pasando?

Hoy en día vemos cada vez más niños, que ya sea por alguna fiesta en concreto o no, reciben cantidades de juguetes descomunales. Esto provoca una ilusión de poseer y abrir regalos pero no de disfrutarlos como tal. Por otro lado, esta situación fomenta una atención puntualizada en la tarea que rápido se desvanece. ¿Os imagináis como influye esto en la escuela, no?

¿Qué estamos haciendo mal?

Juguetes, juguetes y más juguetes. Los niños tiene un exceso de juguetes y la mayoría ni los utilizan… pero, ¡cuidado! No le quites ninguno porque ya no juegue, el afán de poseer es bien grande. Además todos estos juguetes suelen distribuirse por toda la casa, con lo cual si en cada “esquina” encuentra el estimulo deja de ser llamativo.

Muchos de los juguetes que tienen son prácticamente nulos en el juego. Con esto queremos decir que tiene muchos juguetes que no fomentan ni promueven el juego, ese juego tan necesario para un niño. Si aprietan un botón el muñeco habla, si tiran de una cuerda camina, si aprietan otro botón hace luces. Finalmente el juego se reduce en apretar y observar, y no en crear una historia, o utilizar la lógica.

Toma y juega, no molestes. Les ofrecemos cantidad de juguetes para que ellos solitos se entretengan sin participar en un juego conjunto. Los niños disfrutan del juego con el otro, les gusta mostrar sus habilidades pero solemos limitamos a ofrecerles un juguete y que ya ellos se los gestionen.

¿Qué podemos hacer?

• Para empezar debemos concentrar todos los juguetes en una zona o habitación a modo de sala de juegos.

• Guarda los juguetes por los que ya no muestra ningún tipo de interés. Si el niño/a no lo ve terminará olvidándose de ellos y pasado un tiempo puedes volver a ofrecérselos. De esta forma potenciamos la emoción de volver a reencontrarse con el juguete y disfrutar del mismo.

• ¡Stop! No compres todo lo que pide, los caprichos o toda novedad.

• Infórmate bien antes de comprarle un juguete. Busca juguetes útiles, en nuestro apartado de juegos del mercado encontrareis varias propuestas y dónde conseguirlos.

• ¿Jugamos? Os haríais cruces la de niños que nos dicen que sus padres no juegan con ellos. El método de aprendizaje de un niño es a través del juego, así que juguemos con nuestros hijos, disfrutemos de un tiempo juntos y démosle la oportunidad de aprender.

• ¿Cumpleaños, Navidad…? Hablemos con los familiares para que no carguen a los niños con cantidades abrumadores de juguetes. Como suele pasar, a pesar de hablarlo puede que no os hagan caso. En este caso, guardar algunos de los regalos para ir ofreciéndoselos con el tiempo.

En el apartado de comentarios esperamos vuestras ideas, dudas y sugerencias. Nos vemos en Facebook (@espaciopsicofamiliar), en Instagram (@espaciopsicofamiliar) y en Twitter (@EspacioPsico1).

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  • Responsable Anais Fort
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://espaciopsicofamiliar.es/aviso-legal/.